¡Marchando una de montañita urbana por el Guinardó!

Una rutilla corta y con cuestas (de ahí que haya puesto dificultad media), con sólo cuatro parques, pero uno de ellos muy grande, ideal para pasear (a ser posible entre semana) por la poca gente que hay y la tranquilidad y las vistas de las que puedes disfrutar.

Mapa de la Ruta

Primera Parada

Empezamos en Paseo Maragall, subiendo por la calle Teodoro Llorente hasta llegar a la Ronda del Guinardó, la cruzamos y nos encontramos con els JARDINS DE FREDERICA MONTSENY. Entramos por la parte de calle Vinyals y tras subir unas escaleras nos encontramos un ¿pipi can?, Siiiii, ¡es un pipi can! ¡en cuesta! (¡para que las cacas vayan rodando y no tengamos que recogerlas!),¡con más arena que en la playa! (¡por si la echamos de menos cuando en verano no nos dejen ir con nuestros perros!), ¡sin papeleras! (¡para que! con un poco de suerte las cacas llegarán rodando hasta la ronda!) y… ¡sin puerta! (¡para que los perros tengan libre albedrío y puedan entrar y salir cuando quieran!), ya no digo nada de que no haya bancos, para que… ¿para que los dueños parezcan la Torre de Pisa? Es fantástico la cara de tonta que te queda mirando estas cosas… ¡aplaudo otra vez a los ingenieros de estas complicadas macro estructuras! (volveré a pasar de aquí a un tiempo para saber si resulta que esto estaba en obras o para confirmar que es una broma…). – FOTO PIPI CAN 1 Y  PIPI CAN 2 -. Seguimos subiendo y vemos alguna que otra explanada más apta para los perros que esa cuesta que acabamos de pasar con objetivo indefinido (PARADA 1). Al llegar arriba de todo, aparece el MAS GUINARDÓ…¡Me encanta! Con un bar con terracita (nada sofisticado),y con unas vistas estupendas de la ciudad (PARADA 1.1). En los días soleados como el de hoy se respira calma pese a estar tan cerca de la Ronda del Guinardó. Hay unas cuantas pistas para jugar a petanca ( ¡Como no, esa petanca! – aunque sirve de zona de ocio alternativa por las tardes-noches-). Los fines de semana es una zona que se llena de familias, no pasa coche alguno, es tranquilo y hay sitio para correr. En la parte superior hay otro bar que cierra más tarde también con terraza.

Segunda Parada

Tras cruzar el MAS GUINARDó, vamos por el Passatge dels Garrofers, llegando (tras cruzar Av. Verge de Montserrat) al Parque del Nen de la Rutlla (PARADA 2), entrada principal del PARC DEL GUINARDÓ, también conocido como LA FONT DEL CUENTO (PARADA 2.1). Este es uno de los espacios verdes más grandes y con más variedad de flora de Barcelona. Subiendo, a partir del segundo tramo en el que cruzamos una pequeña carretera, dejo suelta a Xula, que ya se conoce el camino y no hay más carreteras para cruzar. En la primera parte hay una explanada con una pequeña escalinata de cascadas, donde Xula siempre se remoja las patas (PARADA 2.2). En la segunda parte hay otra explanada, con un lago artificial donde se meten los perros en verano (PARADA 2.3). Durante el día siempre hay gente con sus perros disfrutando del olor de sus eucaliptos que rodean esta zona y de las vistas que se empiezan a ver de Barcelona. Es realmente tranquilo. La tercera parte ya es el parque en sí, subidas, bajadas, caminos todos bien señalizados de tierra rodeados de vegetación (PARADA 2.4). Llegamos a la explanada de la cima del parque. Allí siempre hay gente jugando con los perros y es un buen lugar para descansar si has ido por la subida más inclinada (PARADA 2.5). En la explanada, seguimos un camino que hay al fondo que nos lleva a una carretera, la cruzamos y seguimos un poco más para arriba, donde llegamos a una pequeña urbanización. Pasamos por la calle de MARIÀ LAVÈRNIA, que nos va a llevar a los conocidos como BUNKERS DEL CARMEL (Antiaèris del TURÓ DE LA ROVIRA)- PARADA 2.6 -. Esta zona es genial y está llena de historia porque es lo que queda de los anti aéreos que se pusieron para defender la ciudad de los ataques de la aviación franquista durante la Guerra Civil. Las vistas y la proximidad a la ciudad hacían de este lugar un emplazamiento ideal (Se pueden hacer unas fotos panorámicas de la ciudad de 360º) –PARADA 2.7 Y 2.8-. Tras un rato disfrutando de las vistas, bajamos por donde hemos subido, pero nos desviamos para hacerlo por la calle TELÈGRAF. Es muy curioso, porque las cuestas que hay por estas zonas son tan pronunciadas, que han puesto una especie de ascensores, parecidos a un cremallera, que baja la calle (PARADA 2.9). No se pueden entrar perros, pero como no había nadie y tenía ganas de probarlo, subí a Xula y… ¡Adivinad! Si!!! Al salir una abuela me miró mal y me dijo cuatro cosas sobre el perro, que no podía subirlo y blablabla… Que maja, sé que lo hacía para que no me pusiera ninguna multa la urbana… :)

Tercera Parada

Salimos del ascensor-cremallera y giramos a la derecha por Av. Virgen de Montserrat y seguimos recto, siempre subiendo (pero subida suave) hasta que nos encontramos con unos jardines. Son los JARDINS D’HIROSHIMA. Al lado de este parque está la Biblioteca MERCÈ RODOREDA (que sé que a lo mejor no os interesa, pero era para que tuvierais otro punto de referencia… jejeje). En el parque hay un pipi can, y la verdad es que está bien (como único punto en contra es que en verano debe ser un horno de narices, porque da a pleno sol y no hay ningún tipo de sombra), es grande, no hay trafico cerca, arena… como siempre… (PIPI CAN 2), pero curiosamente, todos los perros que había en este parque, estaban fuera del pipi can… y no me extraña, la zona de césped es mucho más acogedora que esa zona árida llamada pipi-can. (PARADA 3 Y 3.1)

Cuarta Parada

Justo al lado de estos jardines está el PARC DE LES AIGÜES (PARADA 4). Es un parque muy acogedor, totalmente cerrado, con zonas para niños, para pasear, para hacer picnic… (PARADA 4.1, 4.2, 4.3 y 4.4) y por supuesto, en mi opinión, totalmente apto para que el perro corra suelto. No hay pipi can, pero es ideal para pasear y leer un libro mientras el perro olfatea, persigue algún pájaro o juega con cualquier otro perro… aunque, por encontrar alguna pega, le falta una terracita para acabar de ser perfecto! jejeje… Salimos, seguimos por la Ronda y para casa!

Conclusión

Un gran parque visitado perfecto para dejar al perro suelto y donde pasar un buen rato disfrutando de las vistas que nos ofrece de Barcelona. No vayáis muy tarde, porque es un parque, pero no tiene iluminación de ningún tipo una vez pasas la zona más “urbana”. Los pipi cans, como siempre, sin comentarios. El búnker, zona de relax total. Cuando estaba allí, viendo a la gente sentada sobre las ruinas, mirando al infinito en silencio, me recordó aquellas escenas que salen a veces en las películas de creyentes radicales de los Ovnis que están esperando a que llegue una nave espacial para ser abducidos (no me preguntéis porque, es la imagen que me vino). El Parc de les Aigües, precioso.

Barrio:
Guinardó
Distancia de la Ruta:
6
Duración:
2
Dificultad:
Media
Parques Visitados:
4
Pipi Can:
2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *