Volvemos a Nou Barris, ¡Porque él lo vale!

Y volvemos a Nou Barris. Esta vez empezamos en el Parc Central de Nou Barris, que era el parque al que queríamos ir el día que hicimos la primera ruta (en la que nos perdimos). En este caso vamos a tiro hecho y sin distracciones porque es un parque que por él sólo ya lo vale, ¡es súper curioso! ¡Además de grande! Luego nos liamos y fuimos al Turó de la Peira, que no estaba mucho más lejos de allí y de vuelta a casa vimos un par más de plazas que, aunque más pequeñas, son totalmente aptas para que los perros corran. ¡Vamos allá!

Mapa de la Ruta

Primera Parada

Bueno… Otro sábado con las pilas puestas para cansar a Xula… Ella me mira asustada y yo le respondo con una media sonrisa, se deja poner la correa resignada y ¡para allá que vamos!

Este paseo es muy chulo, porque el parque, (al menos a mí me lo parece) es genial, y muy grande (es uno de los más grandes de Barcelona con más de 17 hectáreas). Además es muy gracioso, porque el otro día descubrí que ¡hay otra parte más allá! –en realidad me lo comentó una amiga y fui directa… – En fin, a lo que vamos.

El parque empieza (la entrada principal) en el Passeig de Verdum cuando hace cruce con la calle Pi i Molist. Es muy claro su acceso, porque al fondo puedes ver el que ahora es el Ayuntamiento del Distrito de Nou barris (y que hace algunos años atrás era conocido por ser el Manicomio de Santa Creu – o Manicomio de Horta a secas-) – FOTO 1 y FOTO 2, FOTO 3-. Y yo lo siento, pero sólo entrar en el parque ya dejo suelta a Xula y ella ya sabe dónde hay que ir…

Hay que seguir el paseo a mano izquierda. Tras el Ayuntamiento, encontramos la Biblioteca, el Archivo municipal y una comisaria de la Guardia Urbana (lo sé… ella va suelta, yo soy su dueña y… pasamos por delante mientras los miramos desafiantes, ¡somos unas rebeldes! :P), seguid recto, hay una subida que da a una zona con césped en forma triangular y a un lago artificial donde en verano la Xula se mete hasta medio cuerpo – FOTO 4, FOTO 5, FOTO 6-, en esta zona, por la tarde, se reúnen algunos perros y corren bastante por la zona ajardinada; Pero seguimos hacia delante, donde hay más césped a mano derecha y a mano izquierda encontramos la zona de juegos infantiles… detrás de éstos está el Pipi Can – PIPI CAN 1 y PIPI CAN 2– y como creo que sabéis, no me quedo en un pipi can más de cinco minutos (este no sé si es por el día soleado o porque hoy estoy de buen humor, pero parece acogedor… pero sigo sin quedarme), así que foto y a seguir investigando…

Detrás de este Pipi Can hay otra zona, una especie de explanada llena de olivos – FOTO 7 , FOTO 8 y FOTO 9-, es una zona tranquila y Xula corre un poco por aquí… pero luego se va directa a la zona de los cañones de agua que encontramos tras pasar una especie de Masía abandonada (¿o tal vez se utilizará para equipamiento urbano de algún tipo?). Estos cañones dan un toque fresco y dinámico al parque, pero cuando llegamos no están en funcionamiento…L,  por suerte como ya hemos ido otras veces tengo la foto de los cañones a pleno rendimiento y que os pongo aquí – FOTO CAÑONES-.

Y ahora si… yo pensaba que después de esta zona no había nada más, pero… ¡NO!, resulta que si subes por la pasarela que hay detrás de los cañones y cruzas el Passeig de Fabra i Puig, te encuentras con el Aqüeducte de Nou Barris – FOTO 10, 11, 12 , 13, 14, 15 – y es, genial… porque como podéis ver en las fotos, es un acueducto por el que puedes pasar y que está encima de otro lago artificial, con plataformas que hacen que puedas cruzar por en medio. Al mismo tiempo la zona está rodeada de escalinatas de piedra (gradas) que parece ser que utilizan para realizar festivales y conciertos al aire libre… ¡en verano debe ser una gozada! A parte tiene su zona de césped para que los perros corran…

Si seguimos recto y cruzamos otra vez una pequeña calle (Mont-Ral), hay otra explanada grande de césped – FOTO 16 -donde hay familias jugando con los críos a pelota. El parque acaba a la altura de la Plaça Karl Marx con Passeig de Valldaura, ¡no está nada mal! – FOTO 18-

Segunda Parada

Y bueno, una vez estamos aquí, mirando hacia dónde vamos, bajamos otra vez por Mont-Ral (me encantan las calles – FOTO 19-) ,giramos por la Calle Dr. Letamendi y a la izquierda por el Passeig Universal hasta llegar otra vez al Passeig Fabra i Puig, por donde vamos a ir ahora, porque me parece recordar que el TURÓ DE LA PEIRA no estaba muy lejos, hasta que veo una indicación… ¡BINGO!

Recto por esta calle, si miramos hacia la izquierda nos encontramos con una especie de islas de casas bajas (FOTO 20 y FOTO 21) que dan la sensación de no estar en Barcelona sino en un pueblo de los alrededores. Esta zona es Can Peguera y las casas eran conocidas como Las Casas Baratas porque fueron las que se hicieron para reubicar a los obreros que vivían en barracas en Montjuïc en la segunda década del S. XX. No sé cómo estarán por dentro, pero viéndolas por fuera ¡no me importaría para nada vivir en una de ellas! Y bueno… me destroza el momentazo el ver esta especie de zona para perros que daba una lástima… en el Carrer Capsec (FOTO SEMI PIPI CAN), hacemos foto y fuera – Sin Comentarios-.

Seguimos el carrer Capsec y nos encontramos por fin con la entrada del TURÓ DE LA PEIRA (FOTO 22).

Personalmente prefiero el Parc del Guinardó, porque este tiene mucho asfalto, pero de todas maneras está muy bien (FOTOS 23, 24, 25, 26, 27, 28), las cuestas también son interesantes y se hacen sin dificultad… hay zonas para que los niños jueguen, zonas para hacer el picnic y… vamos a cotillear el Pipi Can (FOTOS PIPI CAN 1, 2 Y 3) y vemos que está como escarbado en una roca. Las vallas para entrar son altas y son un coñazo porque no se abren ni a la de tres… Me encantó ver a la gente como me miraba mientras yo me peleaba con la puerta de entrada… Yo parecía una loca y ellos estaban encantados con que lo pareciera… :P, en fin, que podría haber quedado muy mono, muy natural y tal, si la roca fuera menos alta, da una sensación de claustrofobia impresionante… como que en cualquier momento te va a caer todo aquello encima… no se… Salgamos de aquí.

Subiendo, subiendo por los caminitos marcados, nos encontramos con el mirador, un sitio perfecto para hacer un cigarrito tranquilita y observar las vistas (y observar una cruz impresionante que no se quien la ha puesto allí pero que se ha quedado a gusto…) – FOTOS 29, 30, 31 -.

Tercera Parada

Bajamos lo que hemos subido (ole yo y mi súper frase) y nos vamos por la salida que da al Carrer Travau, aunque no bajamos por allí sino por las Escales d’Erta (que las hacemos porque son de bajada, llegan a ser de subida y nos pedimos un taxi directamente), que nos llevan de nuevo a Fabra i Puig. Giramos a la derecha por el carrer d’Espiell y a la derecha otra vez por el carrer Petrarca, en esa esquina, en Petrarca con Cartellà hay una plaza bastante amplia de asfalto –FOTO 31-, no he conseguido saber el nombre de esta plaza, pero bueno… no está mal si queremos tirarle la pelota al perro un rato…

Seguimos hasta Passeig Margall y un poco más allá del carrer Amilcar, está la Plaça de Torre Llobeta – FOTO 32, 33 Y 34-, es pequeñita pero está bien y no da directamente con el Passeig Maragall (mucho tráfico) y es medio peatonal con las calles laterales así que se puede utilizar sin problema, de hecho, ¡a Xula le encanta!

¡Y listo! ¡Nos vamos contentas para casa!

Conclusión

Buena caminata por Nou Barris. Lugares geniales por descubrir, lleno de sorpresas y rincones especiales y ¡para pasar un buen rato en general! MUY RECOMENDABLE. (Obviamos los Pipi Cans en esta conclusión… :) , no destrocemos el momento…)

Barrio:
Nou Barris
Distancia de la Ruta:
8
Duración:
2
Dificultad:
Fácil
Parques Visitados:
4
Pipi Can:
3

2 thoughts on “Volvemos a Nou Barris, ¡Porque él lo vale!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *